Ya te puedes beber las piezas de alguna Harley Davison de colección en tu gintonic (no, no es broma)

Harley Gin 1

Si eres de lo que dices eso de “de toda la vida se ha tomado el Larios con tónica y no había tanta tontería”, no sigas leyendo. Porque si ya te parecía excesivo lo de los bares especializados en gintonics y la burbuja que se ha creado en torno a la ginebra, lo que vas a leer te va a remover las entrañas. The Archaeologist es una ginebra de 1.000 euros que contiene partes de motores de Harley Davison. Así, sin anestesia.

Las tres variantes a la venta contienen las tuercas de un motor Knucklehead de 1947, los balancines de un motor Panhead de 1962 y las levas de un motor Flathead de 1939. Sí, flotando, dentro de la botella.

Los tesoros del arqueólogo

Image Knucklehead

Uwe Ehinger, apodado ‘el Arqueólgo’, es el alma máter de este proyecto. Afirma que desde los 17 tiene una fiebre incurable llamada “el virus Harley”, y desde entonces ha dedicado su vida a buscar en garajes remotos y tierras olvidadas reliquias de la mítica marca de Milwaukee.

Cada vez que encuentra alguna pieza rara y única, Ehinger piensa cuidadosamente de qué forma puede darle una segunda vida. Y un día surgió la idea de que la mejor forma posible de preservar estas piezas que tantas expediciones le habían costado, era metiéndolas en una botella de ginebra.

¿Pero esto sabe a metal? ¿Será higiénico? Nosotros no hemos tenido la oportunidad de probarla (la copa sale un poco cara), pero su creador afirma que todos los componentes están limpiados a fondo e impermeabilizados con una aleación de estaño, de forma que el líquido sea seguro de ingerir al contacto con la pieza.

harley Para que te hagas una idea, los tornillos que ves arriba son las piezas del motor Knucklehead que van en una de las variantes de la ginebra.

El producto entero y el diseño del empaquetado recrean el empaquetado hecho a mano de las piezas de las motocicletas de los años 30 y 40, usando materiales y técnicas auténticas. Cada botella es única y viene en un embalaje personalizado, donde se explica dónde fue encontrada la pieza y la historia de la moto en la que iba montada.

Image Panhead
Image Flathead

El precio de las botellas varía de 900 a 1.100 euros. ¿Te parece caro? La compañía vendió el primer lote en cuestión de horas. Si ya se han inventado colonias y perfumes con olor a motor y a gasolina, ¿por qué nos extraña esto?

Vía | Carscoops

Foto | The Archaeologist

También te recomendamos


¿Me dices la hora? Sí… las pistón y biela menos cilindro


Nuevo motor ahorrador para el Peugeot 308, sólo 3,6 litros a los cien


Estas son las apps que usan las mejores instagrammers para retocar sus fotos


La noticia

Ya te puedes beber las piezas de alguna Harley Davison de colección en tu gintonic (no, no es broma)

fue publicada originalmente en

Motorpasion

por
Victoria Fuentes

.


Motorpasion

Autor: Txema Dobarro

Creando y manteniendo blogs desde 1996.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *